Minsk diversifica compras de petróleo para "no estar de rodillas" ante Rusia

Moscú, 14 feb (.).- El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, aseguró ese viernes que su país diversificará las fuentes de suministro de petróleo, aunque cueste más caro, para "no estar de rodillas" ante Rusia.

El mandatario aseveró, según la agencia Belta, que durante su reciente reunión con su homólogo ruso, Vladímir Putin, este le preguntó por qué Bielorrusia continúa comprando petróleo a terceros países cuando le sale más caro.

"Para no estar de rodillas cada 31 de diciembre de todos los años", le respondió Lukashenko, según reveló hoy él mismo.

Agregó que afirmó que los dirigentes rusos le han insinuado que los precios del crudo podrían disminuir si acepta la unión de Bielorrusia y Rusia, algo que -subrayó- "no aceptaría el pueblo bielorruso ni el ruso".

Según el presidente bielorruso, ambos países continuarán trabajando en la integración, pero no se prevé que se creen órganos de poder supraestatales.

"Continuaremos trabajando en la integración. No hay nada malo en ello. Se trata de una integración estrictamente económica", indicó.

La semana pasada ambos mandatarios se reunieron en la ciudad rusa de Sochi, pero no lograron resolver la principal disputa entre ambos países, que frena los planes para una mayor integración de las dos naciones, después de que Rusia se negase a conceder descuentos del precio del petróleo al país vecino.

La falta de un acuerdo sobre el precio ha tenido ya impactos en el suministro de petróleo ruso a Bielorrusia.

Desde el 1 de enero no hay contratos, por lo que Rusia suspendió el mes pasado el suministro de crudo.

Una solución temporal fue alcanzada el 4 de enero con contratos entre dos empresas rusas y Bielorrusia, pero Minsk ha tenido que buscar alternativas para asegurar el abastecimiento.

Lukashenko denunció que la parte rusa se comprometió a bombear 2 millones de toneladas de petróleo a Bielorrusia en enero, pero únicamente entregó 500.000, lo que ha provocado problemas de suministro en ese país.

Por ello ha ordenado negociar contratos con otros países, como Kazajistán. Noruega envió además una primera partida de 86.000 toneladas a finales de enero y EE.UU. se ofreció a cubrir toda la demanda de petróleo de Bielorrusia.

Pese a no haber logrado avances en sus conversaciones con Putin sobre el precio del petróleo, Lukashenko sí consiguió avances en las negociaciones sobre el gas que Rusia suministra a Bielorrusia.