¿Hasta dónde puede caer el euro?

Análisis realizado al cierre del mercado estadounidense por Kathy Lien, directora general de Estrategia FX en BK Asset Management.

Todo el mundo quiere saber cuánto más puede caer el euro. No sólo lleva en una tendencia bajista desde principios de mes, sino que su valor ha disminuido en ocho de las últimas nueve jornadas de negociación y, el único día que subió, la subida fue cuando menos discreta. Los inversores han hecho descender la moneda hasta su cota más baja desde abril de 2017. Con el fin de evaluar cuánto más podría caer el par, tenemos que entender por qué está perdiendo valor tan rápido como hemos visto.

6 razones de la caída del euro

Podemos identificar al menos seis razones para la caída del par EUR/USD y en su mayoría tienen que ver con la divergencia entre las economías de la eurozona y Estados Unidos

1. El BCE defiende la necesidad de unos tipos de interés bajos y descarta la posibilidad de más estímulos. Mientras que la Fed se siente cómoda manteniendo estable la política monetaria.

2. Los datos de la eurozona han empeorado, más aún, y la producción industrial de la eurozona se ha desplomado considerablemente.

3. Las preocupaciones en torno a que los datos del crecimiento del 4T de Alemania y la eurozona que se publica el viernes serán débiles, mientras que los de ventas minoristas de Estados Unidos podrían ser robustos.

4. La economía de la eurozona está más determinada por el sector manufacturo y, por lo tanto, es más vulnerable a la ralentización de China que la de Estados Unidos.

5. Los bajos tipos de interés hacen del euro sea una moneda de financiación atractiva

6. Mientras, el dólar toma ventaja como refugio seguro al intensificarse el coronavirus

Dado que lo más probable es que los datos muestren que la divergencia entre las economías de la Eurozona y Estados Unidos se ampliará en las próximas semanas, es probable que haya nuevas pérdidas. El siguiente nivel de apoyo importante para el par EUR/USD es el de 1,05, pero el descenso también podría frenarse en torno al nivel de 1,0800, la zona que contuvo las pérdidas a principios de 2016 y mediados de 2015.

Cuando se trata de comercio, luchar contra las tendencias podría ser inútil. Cuando el euro toque fondo, el giro será significativo por lo que por el momento es mejor ir con la tendencia. El pico de casos de coronavirus no ayuda. El euro es una de las principales monedas beta y sufre con la aversión al riesgo.

De hecho, todas las principales monedas descendieron el jueves tras las noticias del coronavirus. Las optimistas declaraciones del Banco de la Reserva de Nueva Zelanda y del Banco del Canadá no lograron evitar las pérdidas de ninguna de las dos monedas. Sin embargo, a la hora de la verdad, esperamos que los dólares neozelandés y canadiense superen la actuación de sus homónimos pues esos bancos centrales restan importancia al impacto del virus. También debe ser sólo cuestión de tiempo que el USD/JPY vea más pérdidas. El billete verde se está aprovechando de su condición de refugio seguro, pero el nivel de 110 está demostrando ser un fuerte nivel de resistencia. Si las acciones siguen descendiendo y le sigue el rendimiento de los bonos del Tesoro, deberíamos ver un movimiento bastante rápido por debajo de 109,50.

Por último, pero no por ello menos importante, la libra ha experimentado grandes vaivenes arriba y abajo tras la dimisión del ministro de finanzas Sajid Javid. El anuncio fue una sorpresa y fue una protesta contra los cambios de personal del primer ministro Johnson. El par GBP/USD se situó por debajo de 1,29 en respuesta, pero se recuperó después de que Javid fuera rápidamente reemplazado por Rishi Sunak, yerno de un multimillonario con gran experiencia en el mercado financiero. Sunak se considera además un símbolo del renacimiento del Partido Conservador. La libra sube con la esperanza de que el nuevo canciller afloje la cartera y proporcione un presupuesto más amplio. Durante mucho tiempo ha apoyado una bajada de los impuestos y un aumento del gasto en infraestructura.